SBA Loans Merchant Cash Advancesbusiness loans Long Term Loans Equipment Financing best business loans Working Capital Short Term Loads Big Lines of Credit Small Business Loans

Actos de liderazgo

Es esencial para la vida de cada persona poder ejercer la libertad de realizar los actos que se propone. Pueden existir impedimentos que dificulten el obrar, como  la ignorancia, el miedo o la violencia.

Se puede ignorar un hecho porque se lo desconoce. Y ante el desconocimiento no hay intención alguna que surja para realizar un acto. No se hace porque no existe nada que pueda relacionar una conducta ante algo que no se conoce. Ocultar un hecho trae consecuencias, siempre. Si se supiera se podría hacer algo para ayudar a revertir lo que pasa, en el supuesto que así lo sea, o puede permitir la participación de otros para que colaboren con su consecución. Si unos pocos lo saben y es de interés de muchos, esos enterados son cómplices de la ignorancia reinante. Y son, de una u otra forma, responsables de los sucesos que mantienen el statu quo. Y si la idea es que no se sepa, habría que ahondar porqué se ha llegado a esa determinación. Cuando no hay nada que ocultar, todo fluye naturalmente.

Si se ignora, no se puede comprender. Es que primero se debe conocer. No se le puede pedir comprensión a quienes no saben de qué se está hablando o qué está sucediendo. O si conocen, es posible que sólo sea de forma general y no haya una profundidad acerca de la cuestión, lo que dificulta su concreto entendimiento. Si la limitación es la instrucción ahí hay otra expresión de la ignorancia. ¿Puede ser libre quien ignora?

Fue Platón quien dijo que la ignorancia era culpable de todos los males que vivía la sociedad de su tiempo. Para el filósofo griego, la virtud del intelecto es la sabiduría. Es un derecho de cada ser humano el de poder alcanzar el saber, de vivenciar todas las etapas de su existencia junto al conocimiento. Su ausencia debilita su potencialidad.

La ignorancia puede generar temores. Se puede temer porque se desconoce sobre lo que puede llegar a hacer aquello ausente. El ánimo se puede perturbar ante lo imaginario, no se sabe pero se lo empieza a crear desde el desconocimiento. Y si el miedo turba la inteligencia, limita la libertad. Los temores paralizan cualquier intención y se encumbran como contralores de la vigencia de lo inhibitorio. Encubrir el miedo atemoriza con mayor fuerza, es como si se alimentara en el ocultamiento. Así surgen la desconfianza a los demás o a lo que están haciendo y la angustia ante el peligro de lo que se ha pensado.

Cuando lo real mete miedo es desagradable padecerlo. Es posible superarlo junto a otros, es relevante creer en el valor de las personas, en que el ser humano posee una fortaleza inquebrantable. La unidad ante la adversidad necesita del conocimiento de las causas y de cómo puede superarse. El temor sobre un hecho real, ante la falta de preparación para poder afrontarlo, también se acrecienta.

La violencia tiene muchas formas de presentarse. Donde hay ignorancia puede atreverse a ingresar. Si existe temor se anima a provocarlo. Lo violento está contaminado por la carencia de valores. Todo lo que se impone por violencia es indigno.

Los actos humanos ejercidos voluntariamente constituyen la esencia de la vida. La sociedad debe constituirse en el espacio en donde sus habitantes puedan vivir en armonía. Cumplan con sus obligaciones y ejerciten sus derechos. Se desarrollen a través de sus experiencias y del conocimiento que van adquiriendo. Estimulen sus actitudes para fortalecer sus aptitudes.

Ante la ignorancia el fomento de la sabiduría, la inversión constante en educación, la difusión de su aporte al desarrollo social y la llegada de la misma a todos los sectores de la sociedad.

La valentía se regocija en la tranquilidad. Vive en ella. Ciudadanos seguros de sus condiciones personales, que creen en su gente y en el progreso de la tierra que los contiene. Así se alejan los miedos.

Cuando hay educación y convicciones sólidas de bienestar comunitario, también hay ternura, suavidad, afabilidad y dulzura, todos antónimos de violencia.

The following two tabs change content below.
Marcelo Alejandro Pedroza

Marcelo Alejandro Pedroza

Ex Cadete del Liceo Militar General Espejo. Miembro de la promoción XXXVI. Magíster en Educación. Autor del libro “Tú eres líder”.
Marcelo Alejandro Pedroza

Latest posts by Marcelo Alejandro Pedroza (see all)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de Contacto

Liceo Militar General Espejo
Av. Boulogne Sur Mer 2136 Ciudad de Mendoza (C.P.:5500)
Teléfonos: (0261) 423-4513
Ingrese al formulario de contacto